Noticias (87)

Existen mujeres que viven en distintos ambientes, ellas son hijas, esposas y madres; ellas son jóvenes, adultas y de edad avanzada; ellas han luchado con los misterios de la vida y la muerte, la fe y la duda, el gozo y la tristeza. En ese trasegar por la vida y todos sus contrastes, coexisten mujeres que guían e instruyen en los caminos de la espiritualidad. Como sí el destino la estuviera preparando para lo que sería su misión en la tierra, la bautizaron Pastora, que etimológicamente está asociado al cuidado y la conducción del rebaño. Pastora Lopera comparte su sabiduría para enfrentar con éxito los desafíos de la vida, con todo aquel que la quiera escuchar. Su historia ilustra muchas de las características de la clase de mujer que tiene un propósito extraordinario: dejar huella en todos los lugares y corazones por los que pasa.
La vida de la mujer se compone muchas veces de muros aparentemente infranqueables y de nubes, pero existe una energía secreta que contagia el amor, la entrega, el servicio por los demás y se repiten las acciones de un compromiso cíclico y eterno, que busca finalmente el beneficio de la mayoría. En Donmatías las mujeres cuentan con una dependencia que les ofrece toda su entrega por la reivindicación de sus derechos, ellas se visten de chicas Súper poderosas y se valen de esa energía secreta para continuar con la lucha de todas, que es propia. Desde la Dirección de Participación ciudadana se adelantan procesos importantes y uno de ellos es la formulación de la política pública de la mujer, que sin duda traerá grandes beneficios y satisfacciones para todas las mujeres donmatieñas
Escalar a la cima puede ser duro para cualquiera. Sin embargo, las mujeres se enfrentan a obstáculos específicos que convierten el camino hacia el liderazgo en un verdadero reto, pero los retos al parecer siempre le han gustado, pues asumió sin miedo el rol de concejala hace ya algunos años, y hace diez exactamente, también decidió ser emprendedora forjando en Donmatías su empresa de arrendamientos, Doris Mariana Tejada es una mujer de la vida pública donmatieña, su rudeza en los atriles del concejo contrasta con su dulzura al refugiarse en sus tesoros más preciados, sus hijas Daniela y Yuli. Ya sea que forjemos nuestro propio camino o sigamos los pasos de quienes van adelante, estas ideas de mujer innovadora, exploradora y visionaria pueden motivarnos a alcanzar nuevas alturas… en los negocios y en la vida pública.
Nació en el agradable ambiente campesino del municipio de Santa Rosa de Osos. En la vereda Miraflores aprendió a ser una gran líder, dinámica, amiga, conciliadora y con la capacidad de gestionar proyectos que van en beneficio de toda su comunidad. Muy apreciada por su espíritu de lucha, por su humildad, su capacidad de servicio y su don de gente. Margarita Arango recorre con frecuencia las instalaciones de la Alcaldía Municipal, busca, pregunta, se capacita, se informa, para luego transmitir todo eso que ha recopilado en su entusiasmado cerebro, a la comunidad que representa, a esos campesinos que le entregaron su confianza al elegirla Presidenta de la junta de Acción de Comunal.La gestión es un elemento que determina a un líder, muchas veces hasta pensar de maneras distintas constituye un factor que hace que tengamos respuestas distintas.
La docencia es una de las más nobles labores que permite entregar una parte de nuestro ser, para que la otra persona sea mejor que nosotros. Estudiar no es algo fácil y muchas veces puede resultar aburrido, pero ella ha convertido ese proceso de aprendizaje en toda una aventura a la cual todos sus estudiantes acuden y se involucran. Con didácticas diferentes y su forma de pensar, Cristina Arteaga Botero se ha convertido en un referente en nuestro Municipio, gracias a ella nuestros estudiantes se despiertan con ganas de aprender algo más. La consejera, la cómplice, la amiga, la visionaria que concibe la educación en nuestro pueblo como una herramienta de progreso. Es ella, la que abrió las puertas del mundo, para que a través de sus enseñanzas tuvieran una vida mejor.
A continuación, una historia donde no hay protagonistas. La vida de mujeres cuya vocación es el amor y el anonimato. Su consagración en adoración perpetua es ejemplo para nosotros de lealtad, sacrificio y servicio por la comunidad espiritual. Las Hermanitas hacen parte de la tradición donmatieña, no son pocos los recién nacidos que han sido presentados ante ellas con fe y devoción, para pedir su bendición, para solicitar su intercesión por la salud y el bienestar de nuestros pequeños. La divinidad se expresa en sus cantos y rezos, en este lugar detenido en el tiempo. Estas mujeres oran todos los días para reparar nuestros pecados e interceder por todos los pecadores, por todas las almas, especialmente por todos los donmatieños que caminan por el mundo. Ellas son nuestra guía, cuando nuestro corazón está inquieto, si se trata de encontrar la calma el Convento de las Teresitas es el lugar indicado. Allí reina silencio junto con el espíritu de Dios.
Hoy más que nunca la causa de la mujer es la causa de la humanidad, ella lo ha demostrado año tras año en su qué hacer como abogada. Ella es otra donmatieña de corazón que abrió camino para muchas mujeres en los cargos del nivel directivo en la administración pública. Doña Olga Lucía Lopera Álvarez camina segura, con su mirada en alto, respeta su trabajo y lo hace orgullo. Es ejemplo de dedicación y actualización permanente, es una mujer que ha luchado con firmeza por la protección de los derechos de los donmatieños de todas las edades y niveles socioeconómicos. Nos ha enseñado que el coraje no es solo de hombres, y que los principios y las normas deben defenderse desde el corazón y con fuerza.
A ella siempre le gustó el olor a tiza y sentir entre sus dedos el rastro blanco de lo escrito, como en la pizarra ella ha ayudo a escribir la historia de incontables donmatieños. El amor a su profesión, su disciplina, la pasión por lo que hace, la constante búsqueda para que sus estudiantes entiendan su paso por la vida, le ha facilitado entender las diferencias en los otros. Así, es Ana Imelda García Builes, una donmatieña por adopción, una docente que ha ejercido su profesión en nuestro pueblo, que no solo enseñó literatura, matemáticas, religión… Sino que promueve la educación basada en valores. Una mujer ejemplar, una hermana incondicional, y un modelo a seguir para las presentes y futuras generaciones.La alegría, es parte de su vida, su risa contagiosa, es sello de su personalidad. Ama a su familia con todo su corazón querendón y cariñoso.
El sueño de tener casa propia, ahora será una realidad. El pasado vierenes 2 de febrero se reunieron en el teatro municipal de 150 familias donmatieñas y conocieron los requisitos para ser parte de este proyecto de Vivienda de Interés Social. Nuestra alcaldesa del municipio, en compaía del director del Fondo de Vivienda y varios concejales, explicó dónde y cómo construirá urbanización y detalló la forma de pago proyectada a 15 años. Las viviendas seran construidas en 5 torres ubicadas cerca al barrio Prados del Norte y el proyecto será gerenciado por Comfenalco. Sin embargo cualquier caja de Compensasión Familiar puede entregar subsidios a las familias que se postulen. Se estima que la construcción inicie en el mes de marzo del presente año y se espera empezar la entrega a las familias en el segundo trimestre de 2019.